El polo norte magnético se desplaza de Canadá a Rusia ¿Debería importarnos?

Hace dos años, cuando presentaron por primera vez sus ideas en la reunión de la Unión Americana de Geofísica, en el estado de Washington, sugirieron que podría haber una conexión con un chorro de material fundido que empuja el polo hacia el oeste desde el núcleo externo.

Pero los modelos no encajaban completamente y el equipo ahora ha revisado su evaluación para alinearse con un régimen de flujo diferente.

«El chorro está ligado a latitudes septentrionales bastante altas y la alteración del flujo en el núcleo externo responsable del cambio en la posición del polo está en realidad más al sur», explica Livermore.

«También hay un problema de tiempo. La aceleración del chorro ocurre en la década de 2000, mientras que la aceleración del polo comienza en la década de 1990».

Los sistemas de navegación se basan en el campo magnético.

El avance se ralentizará

El último modelo del equipo indica que el polo continuará avanzando hacia Rusia, pero en algún momento comenzará a disminuir. En su máxima velocidad, ha estado recorriendo 50-60 km al año.

«Nadie sabe si retrocederá o no en el futuro», le dijo el científico británico a la BBC.

RELACIONADO  La pandemia de COVID-19 resucita el miedo a la robotización

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *