El crecimiento del comercio electrónico dibuja nuevos perfiles profesionales

Shutterstock / William Potter

Nuria Puente Domínguez, UNIR – Universidad Internacional de La Rioja

La pandemia ha golpeado con dureza la inmensa mayoría de los sectores de la economía. No obstante, también ha generado oportunidades laborales para determinados perfiles. La nueva normalidad ha fortalecido algunas profesiones que, aunque ya estaban mostrando un desarrollo exponencial, han crecido aún más a consecuencia del contexto actual.

Entre los sectores que muestran una tendencia imparable al alza destacan el comercio elecrónico, la logística, la inteligencia de datos, la inteligencia artificial, la ciberseguridad, perfiles concretos en el área de atención al cliente, y los responsables de gestión de nuevas tecnologías de la información (TIC).

Así lo subraya un informe publicado recientemente por el Observatorio de Recursos Humanos de España, una de las entidades de referencia a la hora de analizar el mercado laboral español.

¿Cómo ha afectado la pandemia al comercio electrónico?

En el caso del comercio electrónico existen causas muy claras que explican por qué es uno de los sectores con mejores perspectivas en tiempos de Covid-19. El canal online ha sido durante la vigencia del estado de alarma el único modo de acceder a una gran cantidad de productos. La alimentación, la belleza, la formación y los artículos deportivos han sido algunos de los sectores con mayor crecimiento en la venta a distancia.

Durante el confinamiento muchos comercios han tenido que adaptarse a esta nueva forma de comercialización. Se han dado cuenta de que, para no perder oportunidades de venta, debían situarse donde estaba el cliente. Un claro ejemplo de ello son las tiendas de barrio que un buen día comenzaron a aceptar pedidos por WhatsApp y a enviarlos a casa en el mismo día. Esto evidencia que con el escenario de pandemia se ha roto una barrera, y se han hecho más visibles las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

RELACIONADO  ¿Por qué siguen creciendo los casos de COVID-19 pero no aumentan tanto los fallecimientos?

A su vez, muchos usuarios se han dado cuenta de las ventajas del comercio electrónico, y seguro seguirán comprando online con frecuencia, ya que los que tenían miedo a los pagos por internet se han dado cuenta de que no son tan peligrosos como creían.

Responsable de comercio electrónico, uno de los perfiles más demandados

La web especializada en empleo Jobatus ha realizado recientemente un estudio que señala que, entre los 7 puestos digitales más demandados de aquí a 2021, se encuentra el de responsable de comercio electrónico. Las previsiones indican que la demanda de este perfil crecerá un 28% de aquí a finales de año.

Esto no es casual pues el responsable de comercio electrónico debe ser un experto en la gestión, de principio a fin, del proceso de venta online de una compañía. Para ello, es preciso que combine una visión estratégica del negocio con conocimientos tanto tecnológicos (desarrollo web, soluciones móviles y analítica web) como de operación logística.

Además, debe poseer un profundo conocimiento del perfil de sus clientes y tener conocimientos avanzados de herramientas como el análisis de datos, el marketing digital y la gestión de redes sociales.

En definitiva, es imprescindible que este tipo de profesional tenga una formación profunda y estratégica, lo que explica que la figura del e-commerce manager se haya vuelto fundamental en la actualidad.

Comercio electrónico y logística, dos sectores en auge

El comercio electrónico ya venía creciendo a un ritmo vertiginoso antes de la pandemia. Durante el primer trimestre de 2020, previo al confinamiento, las ventas online superaron los 12 500 millones de euros, lo que supone un crecimiento con respecto al mismo periodo del año anterior de más de un 23%.

RELACIONADO  "Aprender a fracasar será imprescindible después de la crisis"

La compra online ha seguido creciendo tanto en penetración como en volumen de negocio. Los usuarios realizan un uso cada vez más intensivo de internet, ganan experiencia y han incrementado su confianza en los espacios virtuales.

Esto se traduce en que los consumidores ahora compran una mayor variedad de productos, gastan más dinero y dedican al canal online un porcentaje cada vez mayor de sus compras. Si antes de la pandemia las perspectivas ya eran buenas para el comercio electrónico, la singularidad del momento las ha mejorado.

Si el comercio electrónico aumenta, también crece la logística

Comercio electrónico y logística son dos caras de una misma moneda. Por eso, este otro sector también ha crecido significativamente. Al hacer una compra online no solo se adquiere el producto elegido, sino también su entrega en un lugar concreto, en un plazo de tiempo determinado y bajo unas condiciones establecidas. La logística es un elemento fundamental del comercio electrónico y una parte integral de la propuesta de valor que una tienda online puede ofrecer a sus clientes.

Así, es lógico que el crecimiento de una impacte directa y favorablemente sobre la otra. De hecho, la pandemia puso de manifiesto la importancia de las cadenas de suministro para evitar el desabastecimiento.

Demanda de profesionales especializados

El desarrollo cada vez mayor del comercio electrónico es directamente proporcional a la demanda de profesionales especializados y experimentados, que garanticen la competencia de cualquier plataforma de comercio electrónico y su éxito a lo largo del tiempo. Por ello, cada vez se hace una búsqueda más específica de los perfiles profesionales que vayan a responsabilizarse de dicha tarea.

Deja una respuesta